Sarah Waters

Sarah Waters nació en Neyland, Pembrokeshire en 1966. Su madre era ama de casa y su padre trabajó en refinerías de petróleo. Describe su familia como "bastante idílica, muy segura y estimulante". Su padre era una persona muy creativa que la animaba a construir e inventar.

Cuando me recuerdo de niña, me veo siempre construyendo algo, con plastilina, papel maché o el Mecano; disfrutaba escribiendo poemas e historias.

Sin embargo Waters todavía no había decidido lo que quería ser de mayor.

No creo que pensara mucho en ello. Sé que durante bastante tiempo quise ser arqueóloga, como muchos niños. Y sabía que iba a ir a la universidad a pesar de que nadie de mi familia había ido. Siempre fui destacada en la escuela, y me encantaba aprender. Recuerdo decirle a mi madre que un día iría a la universidad y escribiría una tesis, y le explicaba qué era una tesis; parecía algo realmente interesante. Evidentemente era un poco 'nerd'

Waters fue un auténtico chicazo de niña, pero dejó atrás esa actitud en sus años de adolescencia. Siempre se había sentido atraída por los chicos y no fue hasta la universidad que se enamoró por primera vez de una mujer.

Waters fue a la universidad de Kent y Lancaster, licenciándose en literatura inglesa. Su trabajo para el doctorado Pieles de lobo y togas : ficción histórica gay y lesbiana, 1870 hasta el presente, le sirvió de inspiración y material para futuros libros. Como parte de investigación leyó pornografía del siglo XIX, de donde sacó el título para su primer libro, Tipping the Velvet.

Waters vive en un ático de una casa victoriana en Kennington, al sudeste de Londres. Las habitaciones, con techos abuhardillados, eran los alojamientos de los sirvientes. Waters vive con sus dos gatos.

Antes de escribir novelas trabajó en la universidad enseñando mientras terminaba su doctorado. Del doctorado pasó directamente a escribir su primera novela. Fue durante el proceso de escribir la tesis cuando pensó que escribiría; comenzó tan pronto como terminó su tesis. Sus obras requieren mucha investigación, un aspecto que ella disfruta mucho.

Todos sus libros contienen tema lésbico, y no le importa que la etiqueten como escritora lesbiana.

"Yo escribo con un claro enfoque lésbico en mis novelas. Está justo ahí, en el corazón de los libros." Ella lo llama "casualidad", debido a su orientación sexual.

Así es mi vida, y así es como es la vida para muchas lesbianas y gays, ¿no? Es simplemente que está ahí en tu vida, formando parte de ella.

Su primera novela fue la picaresca victoriana de El lustre de la perla (Tipping the Velvet), publicada en Inglaterra en 1998 (Anagrama 2004 en España). Tardó 18 meses en escribirla. El libro toma su título del argot victoriano, Tipping the Velvet significa cunnilingus.

En 1999 ganó el premio Betty Trask y quedó en muy buena posición para el premio John Llewelyn Rhys.

El lustre de la perla fue descrita por Emma Donoghue como "Un Don Juan lésbico que te transportará a las texturas lujuriosas y ambigüedades emocionales del Londres de 1890...una deliciosa novela que marca un nuevo camino para la novela histórica lésbica", mientras que el Daily Telegraph declaró "Este puede ser el más importante debut en su género desde Jeanette Winterson".

En 2002, El lustre de la perla fue adaptada a la televisión en una serie de tres partes del mismo nombre para la BBC Two. Ha sido traducida a al menos 24 idiomas, incluido el chino, húngaro, coreano y eslovaco.

La segunda novela de Sarah Waters, Afinidad (Affinity), fue publicada un año después, en Mayo de 1999 (Anagrama 2005 en España). La novela, también enmarcada en la época victoriana, se centra en el mundo del espiritismo de la época. Mientras terminaba su novela de debut, Waters había estado trabajando en un texto académico sobre espiritismo. Combinó su interés por el espiritismo, las prisiones y la época victoriana en Afinidad, donde narra la relación entre una mujer de clase media-alta y una presa espiritista.

La novela es menos "ligera" que la anterior o siguientes. Waters disfrutó menos escribiéndola.

Era un mundo demasiado depresivo en el que tenía que embarcarme cada día.

Margaret Atwood declaró: "La disfruté... ¡¡¡me engañó!!!!" y A.N. Wilson escribió "La escritora es tan brillante que sus lectores se creerán todo lo que les diga"; mientras que en The Guardian, Giles Foden predijo que "Afinidad sería la clase de libro que se convertiría en ejemplo de ficción de final de siglo XX en Gran Bretaña". Por Afinidad Sarah Waters recibió los premios Somerset Maugham y el Sunday Times Young Writer of the Year, así como ser finalista para el premio Welsh Book of the Year, todo ello en el año 2000.

Su tercera novela, Falsa Identidad (Fingersmith), publicada en 2002 (primero en publicarse en España, Anagrama 2003), fue finalista del premio Orange y del Man Booker en 2002. Ganó el premio CWA Historical Dagger concedido a libros de ficción histórica de crímenes y fue elegida más que ninguna otra novela como la mejor del año 2002.

Falsa Identidad también fue adaptada para la televisión en 2005. Waters alabó la adaptación diciendo que era una serie de muy buena calidad, y muy fiel al libro.

Su última novela (2006), publicada recientemente en España Ronda Nocturna (The Night Watch) (Anagrama Mayo de 2007), le llevó cuatro años escribirla. Se diferencia de sus tres primeras novelas en la época en la que transcurre y la forma en la que está escrita. A pesar de que su tesis y libros anteriores se centraban en el siglo XIX, Waters comenta que "algo de los años 40 me atraía". La historia además tiene una trama menos estricta, menos atada que en los anteriores.

Tenía que ir tejiendo el libro más o menos según escribía – una experiencia que lleva mucho tiempo y agotadora para mi, probando escenas y capítulos de diferentes formas. Terminé con una pila de escenas rechazadas de casi un metro de alto. Fue satisfactorio al final, al darme cuenta de qué era lo que debía ir ahí; pero la mayor parte del tiempo era como un partido de lucha.

La novela cuenta la historia de cuatro mujeres en el Londres de 1940. Waters la describe como "fundamentalmente es una novela acerca de la decepción, la pérdida y la traición", además de "un contacto real entre personas y genuina intimidad".

En 2005, Waters recibió la mayor puja (£1,000) durante una subasta de caridad en la que el premio era la oportunidad de tener el nombre inmortalizado en Ronda Nocturna. La subasta incluía numerosos escritores británicos famosos, y el nombre de la ganadora, la escritora Martina Cole, aparece en Ronda Nocturna.

Traducción libre del artículo en inglés de Wikipedia

Comentarios

aglae

aglae

30 de julio de 2010 a las 07:48

amo, sus libros, parala nuevas en el rollo bollo, muy poetica...
replicante

replicante

16 de noviembre de 2009 a las 18:15

Admiro de ella su elegante y ágil ritmo de escritura, así como su capacidad descriptiva e intuición al perfilar sus personajes.. Lo único criticable sería su tardanza en publicar nuevos títulos, auqnue, quizás, es la editorial la culpable.... Maravillosa, Sarah waters
pikara

pikara

15 de octubre de 2008 a las 13:06

Ahora estoy con Ronda Nocturna y aunque "me obligo" a leerlos en francés, he de decir que son buenisimos. Estamos cansadas de tragarnos cualquier basura por el hecho de que esté dirigido al público lésbico. Falsa Identidad me encantó. Ese giro inesperado que da la novela es fantástico. De lo mejor que he leído y no me refiero a literatura lésbica, sino literatura pura y dura. Fantástica Sarah...

4 de septiembre de 2008 a las 17:37

los tengo todos y que decir que me encantan . te metes en esas historias como si fueras parte de ellas muy bien por Sarah Waters,.Yo tambien escribo algo ojala pudiese transmitir como ella

16 de agosto de 2008 a las 14:01

El lustre de la perla, marcó un antes y un despues en mi vida............al igual que lo hizo quien me lo recomendó......él mar y la tierra caminan juntas de la mano, cuando de asanda se refiere!
cala_ithil

cala_ithil

22 de junio de 2007 a las 12:11

Yo de mayor quiero ser como ella. Me encanta su manera de escribir, sus descripciones tan pormenorizadas... Es como si dibujase un cuadro en lugar de escribir una novela. Es tan visual que a veces las escenas copnsiguen ponerme los pelos de punta... Ojalá pudiese llegar a ser la mitad de buena escritora que ella...

11 de junio de 2007 a las 23:18

Sarah Waters le ha dado impuslo a la narrativa sáfica. Aunque sus descripciones rozan el realismo descriptivo y pecan de minuciosas, la acción está presente en todas y cada una de sus novelas - así como la emoción. Personalmente, me quedaré siempre con "El lustre de la perla". Gracias a autoras como Sarah Waters, el género de la literatura sáfica se está acercando cada vez más a eso, a literatura. Gracias.
azalearoja43

azalearoja43

21 de abril de 2007 a las 17:28

Excelentes los tres libros de Sarah Waters. Tienen elegancia, enorme sensibilid y un gran nivel literario, cosa no muy frecuente en la narrativa lésbica. Personalmente me quedo con "Afinidad", aunque "El lustre de la perla" me cautivó sobremanera.

Envía tu comentario

Responsable: Lesbian Lips. Finalidad: prestar el servicio solicitado. Duración: mientras se mantenga la relación comercial u obligación legal. Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación, portabilidad. Más información en nuestra política de privacidad.



Datos obligatorios

Login

¿Olvidaste la contraseña?